Manualidades para niños: Helicóptero de papel

helicoptero papel papiroflexia

La manualidad de hoy me hizo disfrutar cuando era pequeño de horas y horas de experimentación para conseguir el helicóptero perfecto. Vamos a hacer un helicóptero de papel que girará como los de verdad. Aunque parezca algo muy complicado es una de las manualidades de papiroflexia más sencillas que hay ya que simplemente necesitaremos una hoja normal.

Manualidades: Cómo hacer un helicóptero de papel

Como materiales usaremos una hoja de papel. Si somos hábiles no nos harán falta ni tijeras ni pegamento.

Cogemos la hoja de papel, preferentemente una que tenga consistencia como un folio. Cortamos un extremo a lo ancho del folio. Yo normalmente lo corto doblando el papel y marcándolo con la uña, así no hace falta usar tijeras. Os pongo una foto para que veáis las proporciones del corte, os adelanto que al final me quedó demasiado ancho y tuve que recortarlo un poco más. Así que hacedlo un poco más estrecho que en la foto

Con el trozo que hemos cortado, doblamos por la mitad longitudinalmente y marcamos con la uña, pero fijaos que no se dobla totalmente sino sólo hasta un poco menos de la mitad. Una vez marcado con la uña lo cortamos, nos saldrán dos alas.

Medio centímetro por debajo de las alas cortamos trasversalmente a cada lado, yo lo he hecho doblando y marcando con la uña. Fijaos que no cortamos del todo, dejamos en el centro como un tercio sin cortar

Doblamos por las rajas que hemos hecho.

Ya casi lo tenemos, ahora doblamos las alas del helicóptero de papel, una para cada lado.

Lo siguiente es doblar el pie del helicóptero de papel para que el centro de gravedad quede más abajo, así el pie tirará hacia abajo provocando que las alas giren.

Ya está terminado nuestro helicóptero de papel! Ahora sólo tendremos que subirnos a una silla y dejarlo caer. Veremos cómo las hélices giran y parece que vuela. Si no nos funciona, puede ser por dos motivos:

  1. Hemos hecho las alas muy gordas: Las adelgazamos un poco cortándolas el ancho
  2. Pesa poco el pie: Ponemos celo con un poco de papel en el pie, de esta forma empujará más hacia abajo
  3. O si nada funciona, lo repetimos! Total, es muy sencillo

 

¡Pásalo!

Productos interesantes de Amazon. ¡Haz click!